1. Informa a aquellos que te rodean en casa (incluyendo a los niños) que en estos momentos tu actividad laboral la realizas desde casa mediante teletrabajo. Indícales durante cuánto tiempo estarás trabajando y el momento del día en el que te dedicaras a ello. Obviamente estaremos más cerca de nuestra pareja, familia y amigos. Debemos tratar de mantener cierta distancia durante las horas de trabajo.
  2. Establece unas pautas de convivencia con las personas que están en casa, permitiendo adaptar el horario a la agenda familiar y así mismo a la comprensión por parte de los que viven contigo a ella.
  3.  Exígete disciplina laboral en este periodo.
  4. Planifica tus horarios. Crea un horario con todas las actividades que tienes que hacer en tu día a día. En él focaliza en que horas tienes que tener atención plena hacia las tareas profesionales, y por otro lado incluye también las horas que vas a dedicar a otras labores propias del hogar, el descanso y el ocio. Contempla momentos para el ocio individual o familiar en tus horarios y rutinas diarias. Lee, ve la televisión, escucha música, haz deporte (por ejemplo, yoga, ejercicios de estiramiento…), habla y sigue en contacto con tus seres queridos y amigos. El ocio ayuda desconectar, relajarnos y oxigenar nuestra mente. Respeta el horario de inicio y fin de cada tarea.
  5. Sigue una rutina. Intenta seguir siempre la misma rutina diaria estos días respetando el horario que has fijado. Contempla las interrupciones puntuales, pero estás no deben hacer que rompas con tu horario (salvo que sea debido a una causa de fuerza mayor)
  6. Establece un espacio físico de trabajo claro y diferenciado de otras estancias. Por ejemplo, el trabajo lo puedes realizar desde el despacho, una habitación independiente o cualquier otro espacio aislado y las actividades de ocio en el salón o la terraza.
  7. Márcate una agenda, unos objetivosdiarios o semanales y cúmplelos.
  8. Si estás en un equipo de trabajo, mantén la comunicacióncon ellos a través de todas las herramientas disponibles para ello y participa en el equipo de manera activa.
  9. Descansa como lo harías en la oficina, pero minimiza las interrupciones: llamadas al teléfono fijo personales, timbre, momentos de convivencia en casa con niños. Aléjate de los ladrones del tiempo en casa, así como de todo aquello que no te haga cumplir con los objetivos y horarios que te has fijado en el día.
  10. Apaga el ordenador al finalizar la jornada. Este hábito ayuda a desconectar y evitar pensar constantemente en el trabajo, lo que nos puede llegar a saturar.

C. Medina

Carolina

CEO & Founder Psicowiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola, ¿estás buscando un profesional de la salud mental?